¿Cómo crear sin ser “creativos”?